LA TRAICIÓN DE DOÑA BLANCA  A CIUDADANOS DE OROPESA.

Esta historia es otro capítulo que viene de uno anterior. Donde El Duque Jossep Romeral García Tres días,  en lo alto de una almena, por su boca salían  culebras,  rayos y centellas e improperios malsonantes hacia  Dña. Blanca.  Los vecinos comentaban su locura y no llegaban a  entender que le pasaba al Jossep.

 Un Juglar que conocía el tremendo desencanto del Duque, subiéndose a una almena del Castillo y tocando su trompeta, allí relata la historia  “La Traición de Dña.  Blanca al Conde y al pueblo de Oropesa,  dando  el  SI QUIERO  al Conde y  jurando su amor”

                                Esta es la historia señores, del relato de Oropesa.

Dña.  Blanca  prometió  mejorar los males del Municipio, que de todos es sabido pasaba por don Fabri… cio. Éste, se había adueñado del quehacer de  los vecinos, era dueño y soberano de todo lo  acontecido. Unos con la sumisión  y otros con pleitesías hacían que don Fabri…cio pudiera prometer cosas que nunca, nunca acabaría.  Seguimos la historia de la traición de Dña. Blanca, ella se juramentó  apoyar una salida para mejorar el municipio y tratar con alegría de hacer un pueblo nuevo,  con esperanzas perdidas y caminar por la senda de estar entre los mejores y dejar las prebendas de esas  etapas anteriores,  donde sobraban alforjas y dinero acumulado…pero ¡Ah! la codicia humana es amiga de conductas insanas. Así que el amor que  prometió y aquellos felices días que con el Duque pasó, no le sirvieron para nada. Y la traición se cumplió. Pasaron los años tristes y ella nunca logró llegar al sitio adecuado ya que Fabri…cio volvió a jugar sus cartas que como en esto es experto,  él sabe  manejar  causas. Hoy sabe todo Oropesa que  Blanca no pudo reinar.

Ya pasaron veinte años y pueden ser veinticuatro y parece que circula un rumor ya generado  para los ciudadanos aunque huela a podrido Dña. Blanca prefiere unirse a Fabri…cio que a su antiguo Conde amado, por un tu allá del idioma valenciano. Aunque a decir verdad se ve por el horizonte, caballeros muy templados,    llamados “Los Amplarios”.

En breve tendrá  que decidir ¿Si  ofrece otra traición  Dña. Blanca o que vuelva don Fabri…cio?  Y dice el Juglar, este pueblo de Oropesa tiene muchas mujeres sabias que deben dar pasos adelante sin que las  manejen.

A %d blogueros les gusta esto: